España

Guia de viaje de

Granada

Alcaicería de Granada

Lugares de bullicio, de comercio, de regateo, de mercaderes y mercancías, de progreso y decadencia. Todo eso y mucho más representaban los antiguos zocos (y los actuales) musulmanes, Y  el de la Alcaicería de Granada, que es donde vamos hoy, fue durante muchos siglos uno de los más importantes del mundo de la seda.

Mercado en la calle Alcaicería de Granada con puestos

Un sitio genuino y vital en la cultura nazarí de la ciudad de la Alhambra y el Generalife.  A día de hoy es un punto vital de la ciudad,  y además uno de los lugares que hay que ver si estamos pasando uno días en Granada.

La Alcaicería: el Zoco de Granada

En cualquier viaje siempre tenemos reservado un tiempo para perdernos entre calles y tiendas buscando recuerdos que llevar y que regalar. Es el sino del turista, volver a casa con un souvenir. Pues en Granada la Alcaicería fue lugar de tiendas desde antiguo. Es cierto que fruto de las remodelaciones la Alcaicería ha cambiado, pero algo aún pervive de aquel zoco.

Nuestro Free Tour, en español, por Granada, se detiene en esta Alcaicería  y en la actividad de los antiguos mercaderes de la seda, pero aparte de eso os queremos animar a que, en esta ocasión, no solo conozcáis el lugar sino que persigáis también sus historias.

Qué es la Alcaicería de Granada

La Alcaicería de Granada era el antiguo zoco árabe de Granada. Funcionaba como mercado donde se fabricaba y vendía la seda, y representaba prácticamente una ciudadela ya que sus casas-muro la protegían.

En este barrio típico de la cultura musulmana se podían encontrar fondas donde los comerciantes se alojaban durante sus estancias. Era como un cuadrilátero con frentes al Zacatín (calle de los ropavejeros), Tinte (Darbalcata o calle de los tinteros), Oficios y la hoy Bib-Rambla. Estaba provisto de nueve puertas que daban acceso al zoco, las cuales se cerraban durante toda la noche, y había vigilantes en las calles interiores.

Como decíamos, en este mercado se vendía principalmente seda, y se comerciaba con otros productos de lujo, especias y mercancías como lino, algodón o lana. La seda se entregaba en bruto pero se podía encontrar de todo tipo, tanto en madejas como tejidas en ricas telas de oro y plata o de coloridas tonalidades.

Origen del nombre "Alcaicería"

El nombre de ‘Alcaicería’ viene de la expresión al-qaysar-ia, que significa ‘el lugar del cesar’. Este lugar se denominó así en honor del emperador Justiniano, quien cediera a los árabes el derecho de vender la seda. Desde entonces, todo sitio donde se vendía dicho material se conocía como Alcaicería.

Breve historia de la Alcaicería de Granada

Las primeras referencias escritas sobre la Alcaicería de Granada datan de 1460. Pocos años después, pasó a manos de los Reyes Católicos tras la capitulación de la ciudad, quedando vinculado a la Corona hasta 1868.

La Alcaicería fue fundada durante el reinado de Muhammad V  en el siglo XIV. En sí, era un entramado de calles estrechas, plagadas de puestos en los que se vendía seda, plata, y ropa de calidad. Su localización estratégica, junto a la Mezquita Mayor y la Alhóndiga, favorecía un continuo comercio.

En el siglo XVI albergaba cerca de 200 tiendas, todas de pequeño tamaño con una única puerta abatible, pintada de ocre rojo, que hacía las veces también de persiana para proteger las mercancías de la lluvia y el sol. Tras el declive de la manufactura y venta de seda en el siglo XVIII, la Alcaicería se transformó. Proliferaron puestos de escribas, especias y también de venta de pieles, negocios textiles (paños, lienzos, oro, lino), o trabajos en cuero, zapatos, etc.

Las calles, de empedrado granadino, eran angostas y producían una sensación laberíntica. Se piensa que eran casi ortogonales. El objetivo de construir las calles tan estrechas era evitar los robos.

El incendio que puso final a la Alcaicería de Granada

Su entramado de callejuelas, su bella decoración y su forma nos recuerdan que estamos en el antiguo zoco o mercado árabe de Granada. Pero es solo eso, un recuerdo. El 19 de julio de 1843, un gran incendio en una de las tiendas de la calle Mesones donde se fabricaban cerillas hizo que todo el bazar original quedara reducido a cenizas, destruyendo casi al completo la antigua Alcaicería. De hecho, del original solo se conserva un capitel. Así, se reconstruyó en un estilo romántico y ‘neomusulmán’, adaptando sus nuevas calles a la moda y las necesidades de la época, con callejuelas más anchas y alineadas. Se redujo considerablemente su tamaño anterior.

Qué podemos hacer en la Alcaicería de Granada

Tras el incendio y su reconstrucción, se ocupó solo la mitad del original y se modernizaron sus instalaciones, ahora con escaparates con cristal. En la actualidad es un buen lugar al que acudir si queremos comprar recuerdos y souvenirs de Granada, así como bisutería, productos tradicionales y artesanales de seda o cuero. No faltan postales, imanes, peinetas, mantones, flamencos, el toro de Osborne, imágenes de la Alhambra…

También hay talleres de artesanía donde poder adquirir una taracea, farolillos moriscos, espejos de colores o la cerámica típica Fajalauza, con temas florales e icónicas frutas. Por tanto, una de las mejores zonas para ir de compras en Granada. Es desde luego un punto de referencia turístico, ya que se pueden encontrar infinidad de productos de artesanía árabe, lo que permite al visitante recordar y trasladarse a una época lejana de bazares callejeros. Eso sí, el regateo aquí sigue siendo religión.

Que ver en la Alcaicería de Granada

Hay muchos motivos por los que visitar la Alcaicería. La magia de la estrechez de sus callejuelas, la esencia del legado árabe y el bullicio de los zocos, la hacen innegablemente atractiva. Es a su vez de lo más parecido a un bazar árabe que podemos encontrar en Granada y en España. Brinda la oportunidad y el sitio perfecto para adquirir el típico souvenir-recuerdo, siempre con el regateo de por medio. No se tarda mucho en verlo y además está cerca de zonas a las que acudir si queremos disfrutar de las famosas tapas de Granada, a tocar de las plazas Bib-Rambla, Trinidad o la Catedral. A nivel cultural, también se erige a escasos pasos de dos centros importantes como son el Federico García Lorca y el José Guerrero.

Ubicación de la Alcaicería de Granada

La Alcaicería se encuentra situada en la calle de La Alcaicería en el  centro histórico de la ciudad, cerca de lugares como la  plaza Bib-Rambla, la Catedral y la Capilla Real.

Su dirección exacta es: Calle Alcaiceria, 1, 3, 18001 Granada

  • Horario

    • 10:00 a 21:00 h - Todos los días

    Cerrado domingos del 6 Enero a 19 Marzo y domingos de Junio y Julio a partir de las 15:00 h

Cómo llegar a la Alcaicería

  • Bus

    • Líneas 4, 6, 11, 21, 33, C31, C32 y C34 - Parada "Gran Vía"