Relajarse en un Hammam - Qué hacer en Marrakech - Guía de Viajes Marrakech - Buendía

Guia de viaje de

Marrakech

Relajarse en un Hammam

Un hamman es un tipo de baño relajante de vapor que ayuda a purificar el cuerpo y el espíritu y en resumen… ¡que te deja como nuevo/a!

Relajarse en un Hammam - Qué hacer en Marrakech - Guía de Viajes Marrakech - Buendía
Date un respiro en tu viaje a Marrakech y sal como nuevo de un Hammam

En Marrakech es una costumbre muy habitual aunque no muchas personas saben que, lejos de ser porque sean personas muy zen, es por higiene. Un hábito semanal en el que suele participar la mayoría de la población. Suelen realizar esta actividad en familia, los hombres por un lado y las mujeres por otro. Y pensarás, no me sorprende, pero la razón tiene mucho sentido: En los baños tradicionales hay que asistir totalmente desnudos y, por supuesto, no admiten niños. ¿Sabes una buena manera de disfrutar de esta experiencia? Un paseo en camello por el Palmeral y tratamiento en Spa. ¡Saldrás como nuevo!

Pasos del ritual marroquí en un Hammam

Aunque cada Hamman puede variar en función de la calidad y el lujo, la estructura suele ser bastante parecida: En la primera estancia encontrarás dos cubos, uno con agua fría y el otro con agua caliente. Ese es el primer filtro para empezar a limpiar tu piel de una manera superficial. ¡Prepárate que empezamos la purificación! Cuando acabas pasamos a la sala caliente, el vapor te abrirá los poros para poder expulsar la suciedad acumulada. ¡Limpieza total! 

Relajarse en un Hammam - Qué hacer en Marrakech - Guía de Viajes Marrakech - Buendía
Los Hammam ayudarán a purificar tu cuerpo, son muy habituales en la cultura árabe

Y bien limpitos/as volvemos a la sala anterior para empezar a aplicar el famoso jabón negro o también llamado jabón beldi, hecho a base de aceite de oliva, sosa y cenizas. Los marroquíes suelen ayudarse unos a otros para enjabonarse la espalda y exfoliarse con un guante kessa, así que si quieres meterte en el papel, ¡tendrás que pedírselo a alguien! Pero no te preocupes porque en los hammam más turísticos son los propios empleados del centro los que ayudan a los bañistas. ¿Por qué opción te decantas? 

El siguiente paso es aclarar la espuma resultante echándose agua, pero agua fría como el hielo. A veces tienen piscinas para sumergirte o bien cubos casi helados para lograr un resultado vigorizante. Cabe la posibilidad de disfrutar de un masaje para alcanzar la absoluta relajación con tratamientos de aceite de argán perfumado con ámbar o envolturas de barro. Los lugares más lujosos te ofrecerán también té de menta y pastelitos árabes para hacer de tu experiencia un momento inolvidable.

Consejos para tu experiencia en un Hammam

Si la desnudez te hace sentir incomodidad te aconsejamos buscar un Hamman adaptado al turismo ya que te permitirá realizar tratamientos en pareja en salas privadas. Además podrás ir en bikini o bañador y asistir con peques de 6 años en adelante. 

Relajarse en un Hammam - Qué hacer en Marrakech - Guía de Viajes Marrakech - Buendía
El Hammam es una de las tradiciones más antiguas dentro del mundo árabe

Otro detalle a tener en cuenta es que en algunos hammans públicos debes comprar tú el jabón y los guantes antes, en el mismo lugar o bien en el zoco. ¡Infórmate bien antes de elegir! Algunos lugares te ofrecen zapatos de ducha, pero no en todos, lleva tus chanclas por si acaso. 

Hammam tradicional vs Hammam turístico

Los hammams tradicionales están en cada barrio de Marrakech, generalmente cerca de las mezquitas, de hecho en sus inicios compartían el agua con ellas. La entrada cuesta alrededor de 10 dh (0,90€) y hay masajistas que puedes contratar a partir de 50 dh (4,50 €). Si necesitas que te exfolien, puedes pedírselo a un trabajador del Hammam, pero no olvides darle “una propina” de unos 20 dh (1,80 €). Acuérdate de tu toalla, chanclas, jabón negro y guante de kessa para disfrutar del tratamiento completo.

Relajarse en un Hammam - Qué hacer en Marrakech - Guía de Viajes Marrakech - Buendía
El Hammam turístico también es visto como un punto de encuentro social

Los hammam turísticos son más parecidos a un un spa europeo o un baño turco. Las instalaciones están más cuidadas y enfocadas al turismo, hay salas mixtas para parejas y puedes disfrutar de un momento tranquilo, sin sorpresas. Los precios suelen ser a partir de los 150 dh (13,60 €) por persona. 

Además de estos dos tipos, en algunos hoteles y riads también puedes encontrar baños tradicionales. Si es más cómodo, puedes reservar directamente allí. ¿Te animas?