Marruecos

Guia de viaje de

Marrakech

Explorar el Palmeral en Quad

Marrakech tiene varias caras. Y la más lujosa y paradisíaca está en el Palmeral. Más de 13.000 hectáreas de terreno natural despiertan la curiosidad de todos los turistas, que desean perderse bajo las más de 100.000 palmeras allí plantadas. ¡Sube al quad y recórrela a toda velocidad!

El Palmar de Marrakech es sinónimo de lujo, con más de 13.000 hectáreas de terreno

La mayor parte de las experiencias en Marrakech tienen su origen o una de sus principales paradas en el Palmeral. Aquí disfrutarás de un tiempo de relax, alejado de los barullos de la ciudad, y también lograrás subir tu nivel de emociones de cero a cien en un abrir y cerrar de ojos. ¡Ponte el casco y pisa a fondo para conocer los orígenes de Marrakech!

Paseo en Quad por el Palmeral... ¡Y mucho más!

No hay mejor manera de ver todos los paisajes del Palmeral que deslizándose por la arena a toda velocidad. Con el rugido del motor podrás ir a visitar sus paisajes y también varias aldeas tradicionales en las que vivir de primera mano todos los encantos de la cultura bereber. Un paseo en Quad por el Palmar de Marrakech te mostrará todo este espacio, parando en sus sitios más importantes.

¡A toda velocidad y con los pelos de punta! La mejor forma de conocer el Palmeral es hacerlo en Quad

Recorrerás los cauces de ríos que en la actualidad se encuentran secos, y podrás ver también las vistas más increíbles de las Montañas del Atlas, que dejan la mejor de las postales en el horizonte de Marrakech. ¡Y espera! Que si quieres hacer de tu día en el Palmeral una experiencia completa, el paseo en quad puede ser solo una más de las actividades que hagas

En Marrakech hay más formas de conocer el Palmeral. A la experiencia en quad puedes añadir un paseo en camello y tratamiento en spa. ¡La manera perfecta de hacer nuevos amigos! Conocerás otras zonas de este espacio con mucha más calma y sintiéndote como un auténtico marroquí. ¿Y qué mejor manera de terminar el día que relajado? Pocas cosas más increíbles te encontrarás en tu viaje a Marruecos.

Qué ver en el Palmeral

Conocidas las maneras de moverte por el Palmeral -hay más, por supuesto, pero estas son las mejores-, queremos que también descubras qué ver en este paraíso marroquí. Antes de nada, debes conocer que podrás llegar allí en un transporte privado desde el centro de Marrakech. Muchos turistas, de hecho, eligen la opción de la calesa, con salidas en la Plaza de Jemaa el Fna. 

¿Sabías que esta zona de la ciudad es conocida como el Beverly Hills de Marrakech? Una lujosa urbanización te dará la bienvenida al paraíso. Una vez dentro, spa de lujo, hoteles cinco estrellas, campos de golf, aldeas tradicionales, piscinas, jardines árabes… ¡Todo lo que puedas imaginar!

El Palmeral cuenta con múltiples servicios que te harán vivir experiencias inolvidables

Puedes hacer rutas en diferentes momentos del día, pero si quieres un consejo, el mejor instante del día para moverte por el palmeral es el atardecer, viendo la caída del sol tras las Montañas del Atlas. De hecho, en una de las aldeas es el momento del té, así que si buscas sentirte como un auténtico marroquí, aquí tienes un plan perfecto. 

Otro de los lugares que seguro te marcarán para siempre es el Jardín Majorelle. Tras un precioso chalet estilo Art Decó se instaló un jardín botánico con multitud de especies exóticas y una vegetación que sirve de hogar a cientos de aves. El chalet, de un azul impactante, cuenta con una vivienda en la primera planta y un taller artístico en la segunda. En este último trabajaba Jacques Majorelle, quien planificó este lugar en la primera mitad del pasado siglo XX.

Y antes de cerrar, ya te hemos dicho que, entre otras cosas, el golf es protagonista principal en el Palmeral. Si quieres pasar unas horas entre greens, hoyos y banderas, experimenta lo que es jugar al golf en medio del desierto con las Montañas del Atlas como espectadoras. Todo ello, con las palmeras, como no podría ser de otra manera, como grandes anfitrionas de un lugar que cuenta los orígenes y esencia de Marrakech.

Historia y leyendas del Palmeral

Es posible que ahora mismo te estés preguntando qué relación hay entre la historia y las leyendas que allí sobrevuelan. El Palmeral de Marrakech es uno de esos sitios donde la realidad parece mezclarse con lo sobrenatural. Se cuenta que fue el fundador de la ciudad, Youssef Ben Tachfine, el que favoreció el nacimiento de un espacio de este estilo. Junto a su ejército, buscaban una llanura protegida por las Montañas del Atlas.

Los soldados, de forma accidental, derramaron las semillas que traían con ellos, haciendo que el Palmeral fuese una realidad. Como os contamos, es solo una más de las historias que se cuentan acerca de sus orígenes. Con el paso de los años, la zona también fue un importante punto para la canalización del agua en la ciudad. Con una sofisticada red subterránea se conseguía hacer que el agua saliese a la superficie, volviendo la zona muy fértil. El factor definitivo para hacer crecer las palmeras y también las huertas y productos con los que se alimentaba la población.

Descubre el Jardín Majorelle para viajar a la Francia de comienzos del siglo XX

Eran otros tiempos y otras necesidades las que se vieron en esta zona de la ciudad en sus inicios. El paso de los siglos, y la apertura de Marrakech al exterior como destino turístico, provocaron una evolución imparable del Palmeral. En la actualidad, es el punto más lujoso de este destino. Una zona de hoteles, villas y campos de golf para recorrer con calma. Es cierto que esto hizo que parte del entorno se viese afectado, pero aun así sigue siendo sensacional.

En tu viaje a Marrakech no puedes perderte una zona repleta de contrastes en la que también descubrir lo que es ser un auténtico local. Hazlo subido a un quad, un camello o complementando la vista con cenas tradicionales y relajantes tratamientos de spa. ¿A qué esperas para disfrutarlo? ¡Ven y cuéntanos tu experiencia!

Ubicación del Palmeral de Marrakech

Cómo llegar al Palmeral de Marrakech

    Transporte

    • Solo podrás llegar al Palmeral en taxi, vehículo privado o en calesa