Guia de viaje de

Berlín

Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo es considerada como uno de los monumentos más importantes de Alemania, es la única de las puertas de entrada a la ciudad que aún se conserva, de un total de 18 puertas que hubo. Su historia la convierte en un lugar imprescindible para visitar.

Vista aérea de la Puerta de Brandeburgo - Qué ver en Berlín - Buendía Tours

Ubicada en la Plaza de París de Berlín, es un símbolo de paz y unidad de la reunificada nación alemana. Esta imponente estructura de piedra arenisca es considerada el monumento más importante de Berlín.

Como los organismos vivos las ciudades surgieron o “nacieron”, se desarrollaron o “crecieron”, algunas sufrieron cambios o “metamorfosis”, incluso algunas fueron destruidas o “murieron” y resurgieron de sus cenizas como es el caso de Berlín, después de la devastación que sufrió en 1945 con la Segunda Guerra Mundial.

Continuando con la metáfora de los organismos vivos, desde Buendía Tours, nos gustaría hablar del “corazón” de las ciudades, aquella parte, ya sea un edificio, un monumento, una plaza o lugar, que podemos considerar que bombea, riega, nutre, aporta, alimenta, al resto de la ciudad. Y de la misma manera que en Roma podemos considerar que ese lugar es el Coliseo, en París es la Torre Eiffel, en Venecia es la Plaza de San Marcos, en Santiago de Compostela es La Catedral, en Berlín, sin menospreciar a otros lugares como ocurre en el resto de las ciudades de las que hemos hablado, nos decantamos por la Puerta de Brandeburgo (Brandenburger Tor). Para la mayoría de los ciudadanos del mundo la Puerta ha sido un símbolo en el pasado de la división alemana durante la Guerra Fría, y lo es ahora en el presente en este caso, como símbolo de la paz y la unidad de la reunificada nación alemana. 

Historia de la Puerta de Brandeburgo

Historia de la Puerta de Brandeburgo

Las vicisitudes por las que ha pasado esta estructura han sido múltiples a lo largo de su existencia y esa larga existencia, pone de manifiesto su pervivencia y el hecho que podamos considerar a la Puerta de Brandeburgo, el corazón de la ciudad de Berlín. Su historia, en su formato más próximo al que conocemos, comienza en el año 1788, cuando el monarca Federico Guillermo II de Prusia encarga al arquitecto Carl Gottahard Langhans su construcción. En su origen, y en otro formato, forma parte de la muralla construida alrededor de Berlín entre 1734 y 1737, y servía de acceso al interior de la ciudad y como punto de control de mercancías, cobro de impuestos, etc. Junto a esta puerta existieron otras 17, en total 18, cuyos nombres indicaban el destino al que se salía desde cada una de ellas. Solo sobrevivió la de Brandeburgo. Como ejemplo de su importancia y simbolismo, el monumento ha sido testigo desde su construcción de muchos hechos históricos, como muestra de ellos, la misma noche del nombramiento de Hitler como canciller el 30 de enero de 1933, se organizó un desfile por Berlín y miles de soldados de asalto de cuello pardo y miembros de las SS pasaron por debajo de la Puerta de Brandeburgo, no sería la última vez, sino la primera de muchos actos de propaganda de la maquinaria nazi. El final de la Guerra trajo consigo la devastación de Berlín de la que no se libró nuestra amiga, aunque consiguió sobrevivir. Una de las últimas actuaciones conjuntas de los dos Berlín, el Oriental y el Occidental en 1961, antes de la construcción del Muro de Berlín, fue la restauración de la Puerta. Sin embargo, a partir de ese momento pasó al ostracismo más absoluto ubicado en lo que en su día fue el Berlín Oriental.

Fue en este mismo lugar en el que Ronald Reagan en 1987 lanzó su severa expresión “¡Sr. Gorbachov, derribe este muro!”, en un discurso pronunciado a los berlineses occidentales. Con la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, se inicia un proceso de cambio dentro de las dos Alemanias, así como en la propia ciudad de Berlín, un hito importante en ese camino iniciado, tiene su punto de partida en la Puerta de Brandeburgo con la apertura del paso fronterizo en esa zona el 22 de diciembre de ese mismo año 1989, de manera que se podía pasar de nuevo con libertad por este lugar y de nuevo pone de manifiesto la simbología y la recuperación del lugar tanto para los berlineses como para todos los ciudadanos del mundo. Descubre toda la historia de Alemania en nuestro Tour al campo de concentración de Berlín.

Arquitectura

Puerta de Brandeburgo de noche - Qué ver en Berlín - Buendía Tours

Se levantó en piedra arenisca, con columnas dóricas, posee tres cuerpos, uno central más alto y dos laterales más salientes. El cuerpo principal posee cinco pasillos de calle, en donde el central es algo más ancho que los laterales. Hay en toda la estructura, relieves que representan a los dioses Hércules, Marte y Minerva, algo propio del estilo Neoclásico.

El arquitecto se inspiró en los propileos que conformaban el acceso a la Acrópolis de Atenas, y consistían en unas antiguas puertas clásicas que daban acceso al Partenón y el Erecteión. La escultura de la “Cuadriga” que corona La Puerta de Brandeburgo, en su ático, realizada en bronce, obra de Johann Gottfried Schadow, fue colocada en la cúspide del monumento dos años más tarde de su construcción, en 1973. La escultura muestra una estatua de la diosa de la Victoria conduciendo un carro tirado por cuatro caballos. La estatua permaneció en su lugar durante poco más de una década, antes de caer en las garras de Napoleón Bonaparte y su Gran Ejército. Después de ocupar Berlín y marchar triunfalmente bajo los arcos de la Puerta, Napoleón ordenó que la Cuadriga fuera desmantelada y enviada a París hasta 1814, cuando los soldados prusianos capturaron París, después de la derrota de Napoleón. La cuadriga se devolvió a Berlín y una vez más se instaló en la parte superior de la Puerta de Brandeburgo, esta vez con un solo cambio: como símbolo de la victoria militar de Prusia sobre Francia, se agregó una cruz de hierro a la estatua. La cruz se retiró más tarde durante la era comunista, y solo se restauró permanentemente en 1990 durante el proceso de unificación de Alemania.

Señalar por último que el monumento ha sufrido diferentes restauraciones, la más importante y de carácter completo se efectuó entre 2001 y 2002 y trajo consigo que durante 22 meses la Puerta estuviera oculta a la vista de los visitantes.

Preguntas frecuentes

¿Qué visitar cerca de la Puerta de Brandeburgo?

· Monumento al Holocausto de Berlín: 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas que forman una obra arquitectónica en memoria de los judíos asesinados en Europa que recuerda uno de los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad.

· Edificio del Reichstag: solamente a 5 minutos a pie se encuentra el Parlamento alemán.

· Plaza de Potsdamer

· Bebelplatz

· Raum der Stille (Sala del Silencio): memorial de guerra, fue abierta con el objetivo de ofrecer un espacio en el centro de la ciudad para descansar, rezar, recordar, reflexionar o meditar. Tras la visita a la Puerta de Brandeburgo, visitar la Sala del Silencio supone un contraste curioso.

· Academia de las Artes de Berlín

¿Cuál es el significado de la Puerta de Brandeburgo?

Construida en su origen como una de las 18 puertas de la ciudad, servía como frontera para cobrar impuestos. Más tarde pasó a tener un significado de poder y estatus, ya que solo la familia imperial podía atravesar la puerta central.

En 1961 fue un elemento simbólico representativo de la división de Alemania y servía como frontera ideológica. Con la caída del Muro de Berlín en 1989, pasó a ser centro de celebraciones del fin de la división alemana, así se convirtió en símbolo de la reunificación del país.

¿Cuánto mide la Puerta?

La puerta mide 26 metros de altura y 65,5 metros de longitud y 11 metros de ancho.

Curiosidades

Cuadriga que corona la Puerta de Brandeburgo- Qué ver en Berlín- Guía de viaje Berlín- Buendía Tours
Una de las cabezas de los caballos originales aún se conserva y se encuentra expuesta en el Museo Märkisches.

La Cuadriga que corona la Puerta de Brandeburgo fue retirada por Napoleón I en 1806 para llevarla a Francia como trofeo tras ganar la Batalla de Jena. Tras la caída de Napoleón I, la escultura fue devuelta a su lugar original y es cuando la plaza en la que se encuentra la puerta pasa a llamarse Pariser Platz.

Resulta curioso que en la antigüedad, al tratarse de una de las puertas de entrada a la ciudad, se encontraba en el límite con las afueras y ahora es el eje central de Berlín.

La Puerta de Brandeburgo es el lugar de reunión de los berlineses -y turistas- en Fin de Año. Cerca de un millón de personas dan la bienvenida al nuevo año desde la Plaza de París.

Ubicación de la Puerta de Brandeburgo

  • Pariser Platz
    • 10117 Berlín, Alemania

Cómo llegar a la Puerta de Brandeburgo

  • Metro

    • Parada: Brandenburger Tor
  • Tren

    • Parada: Brandenburger Tor
  • Bus

    • Paradas: "Reichstag" y "Bundestag"
    • Paradas: "Behrenstr" y "Wilhelmstr"

Detalles

  • Horario

    La puerta está abierta al público las 24 horas del día. Tanto de día como de noche, la Puerta de Brandeburgo os resultará impresionante.

  • Accesibilidad

    La Puerta de Brandeburgo es completamente accesible para todos sus visitantes. Las aceras de las inmediaciones están adoquinadas y son llanas. La Puerta se encuentra en una plaza peatonal que permite la libertad de movimiento en la zona.