Alemania

Guia de viaje de

Berlín

Monumento al Holocausto de Berlín

En el corazón de la capital alemana, el Monumento en Memoria de los Judíos Asesinados de Berlín yace como la obra conmemorativa más importante del holocausto. Se trata de un testimonio en forma de bosque de piedra y hormigón que recuerda este trágico episodio de la historia. Los casi tres mil bloques de diferentes tamaños y lo que representan han estado rodeados de polémica en todos sus aspectos pero a la postre son uno de los mayores puntos de interés de Berlín.

Atardecer en el Monumento al Holocausto de Berlín

Un lugar que ya es casi un símbolo de Berlín y que supone uno de los principales sitios que ver en Berlín. Si quieres saber más sobre su historia y significado, en Buendía Tours también hacemos un repaso a toda la carga histórica y emocional que guarda este lugar de la ciudad, durante el recorrido de nuestro Free Tour, en español, Berlín. No pierdas la oportunidad de reservar sitio en nuestras visitas guiadas, en español, por Berlín e intentar si no darle sentido, darle al menos un lugar importante en nuestra memoria.

Historia del Monumento a los Judíos asesinados en Europa

El Monumento memorial a los judíos de Europa asesinados, también conocido como Holocaust-Mahnmal o Monumento del holocausto, es un monumento que se encuentra en la capital de Alemania y que sirve como recuerdo a los judíos víctimas del holocausto. El origen de este Monumento del holocausto se remonta a una iniciativa ciudadana de finales de 1980 promovida por la periodista Lea Rosh y el historiador Eberhard Jäckel.

En 1999, el Parlamento Alemán aprobó la propuesta de ley para la construcción del monumento según el proyecto de Peter Eisenman y el ingeniero Buro Happold. Así, esta propuesta arquitectónica fue edificada en las cercanías de la Puerta de Brandenburgo entre los años 2003 y 2005, siendo un monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa que, desde el principio, “pretende enfrentarse a la noción de monumento en sí misma”.

El monumento, que costó 25 millones de euros, consta de un campo de estelas o losas de hormigón conformado por 2.711 cubos en 19.000 m2, así como un Centro de Información. Estas losas tienen unas dimensiones de 2,38 m de largo y 0,95 m de ancho, y varían en cuanto a su altura, desde los 0,2 m a los 4,8 m. El área está abierta día y noche se puede acceder a la estructura desde cualquier lado.

Según el proyecto de Eisenman, las estelas fueron diseñadas para producir una atmósfera “incómoda y confusa”. Así, el monumento busca representar un sistema teóricamente ordenado que ha “perdido contacto con la razón humana. El diseño también representa una aproximación radical al concepto tradicional de monumento funerario, carente de simbolismo.

Qué es el Monumento a los Judíos asesinados en Berlín

El Monumento a los judíos asesinados en Europa, básicamente y como ya indica su nombre, es un monumento dedicado al genocidio de los seis millones de judíos que murieron víctimas del Holocausto y recuerda las atrocidades del nazismo. Es sin duda el monumento más importante y reconocido mundialmente a los judíos y uno de los lugares más visitados de Berlín. Un campo de estelas que no deja a nadie indiferente –o no debería-, que trastoca nuestros pensamientos y sentimientos.

El medio millón de visitas que recibe al año, siendo ya más de 10 millones de personas quienes lo han visto, pueden observar in situ esos 19.000 metros cuadrados cubiertos por una rejilla cuadriculada de 2.711 bloques de hormigón. Y a partir de ahí, está en el interior de cada uno lo que desprende monumento. No obstante, el monumento logra transmitir algunos conceptos de forma objetivo para todos. El Memorial tiene forma de ola a partir de las alturas, colocaciones y formas diferentes. Su desnivel puede incluso producir cierta sensación de mareo y agobio, ya que no tiene un núcleo central y hasta podemos “perdernos” a pesar de sus limitadas dimensiones.

Son muchas las teorías que ha despertado este memorial al holocausto. Los bloques podrían representar lápidas, y su color gris las cenizas de los cuerpos de los judíos asesinados. Su inclinación genera inestabilidad y los caminos estrechos que se abren entre ellos sensación de estrés, aislamiento y ahogo. El propio arquitecto, el neoyorquino Eisenman, manifestó ante la falta de un significado claro que “no fue diseñado con un único patrón”, ni hay una sola explicación concreta para la obra. Un memorial que, a todas luces, pretende mantener vivo el recuerdo y además evitar que vuelva a ocurrir.

Si estáis pasando unos días en Berlín, sin duda este será un lugar al que querréis ir y en que os detendréis aunque sea solo por unos momentos. Hacedlo. Como ya tuvimos ocasión de deciros, una de las cosas que hay que hacer en Berlín es atender cuando ésta nos enseña a no olvidar.

El Centro de Información del Monumento al Holocausto de Berlín

En el lado oriental del monumento al Shoah (holocausto en hebreo), encontramos el subterráneo anexo Ort der Information (Punto de información). En sus 800m2 están recopilados y escritos los nombres, años de nacimiento y muerte de las seis millones de víctimas judías del holocausto conocidas, facilitados por el museo israelí Yad Vashem. Una lectura de todas y cada una de ellas nos llevaría unos seis años. Cerca de 2200 días leyendo nombres de vidas exterminadas.

Este Centro de información, también diseñado por Eisenman, situado en el mismo monumento bajo tierra, documenta la persecución y el exterminio de los judíos europeos. En su interior alberga varias salas que repasan la política nacionalsocialista de exterminio entre 1933 y 1945, los testimonios y la historia de diferentes familias antes, durante y después de la persecución, con fotografías, diarios, cartas de despedida, etc.

Cabe destacar que es un lugar imprescindible que visitar en Berlín. El silencio, la reflexión y por qué no decirlo, el malestar que genera, es de obligada visita para tener bien presente el pasado tan negro que se vivió en el mundo no hace ni 80 años. Suele haber largas colas, pero vale mucho la pena esperar y poder entrar.

Polémica sobre el Monumento a los Judíos del Holocausto de Berlín

A lo largo de su corta historia, este monumento ha sido objeto de tres grandes polémicas y debates. La primera ocurrió en 2005, cuando se inauguró este espacio. En su momento, muchas fueron las voces discordantes porque el memorial solo rendía tributo a los judíos y no a los gitanos y homosexuales, que también sufrieron un importante exterminio. Por otro lado, el mayor escándalo fue cuando se descubrió que la empresa Degussa, encargada de proteger las piezas con un líquido antigrafitis con el producto protectosil, estuvo implicada en la producción del Zyklon B, el gas con el que se ejecutaba en masa en los campos de exterminio nazis.

Finalmente, el artista israelí Shahak Shapira, radicado en Berlín, creó un proyecto hace unos años que también ha dado mucho que hablar. Se trata de Yolocaust. Mediante esta propuesta, Shapira selecciona fotos de turistas, básicamente selfies, realizadas en el monumento y mostradas en sus perfiles públicos de Instagram y Facebook y en apps de citas como Tindr y Grindr. Su objetivo, inequívoco, es ridiculizar a los protagonistas de los selfies. Y es que cuando se pasa el cursor sobre la instantánea original, aparecen imágenes reales de campos de exterminio de fondo.

Ubicación del Monumento al Holocausto de Berlín

  • Horario

    Monumento

    • Todo el año

    Centro de información

    • 10:00 a 20:00 h - Abr a Sep
    • 10:00 a 19:00 h - Oct a Mar

    *Cerrado lunes

  • Precio

    • Gratuito

Cómo llegar al Monumento al Holocausto de Berlín

  • Metro

    • Línea U2 - Paradas "Potsdamer Platz" y "Mohrenstrasse
  • Bus

    • Líneas 100, 123, 148, 200, M41 y TXL
  • Tren

    • Líneas S1, S2 y S26 - Paradas "Unter den linden" y "Potsdamer Platz"
  • Lugares ceranos

    • Parlamento Alemán de Berlín 

    • Puerta de Brandeburgo 

    • Pariser Platz 

    • Potsdamer Platz

    • Tacheles 

    • Topografía del Terror