Bélgica

Lady Godiva, la leyenda del chocolate belga

5 de mayo de 2020

La célebre marca de chocolate belga Godiva nacerá con la apertura de su su primera tienda en 1926 en la Grand Place de Bruselas. Su fundador, el "chocolatier" Joseph Draps se inspirará para elegir el nombre de su famoso chocolate, hoy en día símbolo de calidad y excelencia, en la leyenda de la apasionada y generosa Lady Godiva.

Como toda leyenda, no se sabe con certeza qué parte de la historia de Lady Godiva procede del imaginario popular y qué parte pudo acontecer realmente, pero el hecho es que, si bien los acontecimientos de este relato están basado en la Edad Media, la proeza de Lady Godiva ha llegado hasta la actualidad, como bien demuestra el nombre de uno de los chocolates belgas más reputados y su emblemático logotipo, con una mujer de largos cabellos cabalgando desnuda sobre su caballo.

La leyenda cuenta que a principios del siglo XI en Inglaterra, bajo el reinado de Eduardo el Confesor, la villa de Coventry vivía sometida a los duros impuestos que exigía el conde Leofric a los habitantes de la zona. La esposa del conde, de gran belleza y mayor corazón ,atormentada por el sufrimiento que veía en sus vasallos, rogó a Leofric que bajara los impuestos para aliviar así las penurias de su pueblo. El conde, pensando que su esposa no sería capaz de aceptar, lanzó un reto a Lady Godiva, tras cuyo cumplimiento se comprometía a disminuir los impuestos. La generosa dama debería recorrer las calles de Coventry sobre su caballo totalmente desnuda. Sin embargo, la audaz Godiva aceptó de inmediato, únicamente pidiendo a sus ciudadanos que durante su paseo se quedaran en el interior de sus casas para disminuir la vergüenza de su periplo sin ropajes.

Un sastre del pueblo decidirá aprovechar la oportunidad de ver a su señora desnuda, observándola mediante una rendija, personaje que ha venido a llamarse popularmente en inglés "Peeping Tom" (Tom el mirón), quien sería castigado severamente por la opinión de todos sus vecinos. La leyenda señala que el conde, conmovido por la generosidad y el amor de su esposa hacia su pueblo, decidiría cumplir su promesa.

En la actualidad, el las fiestas tradicionales de Coventry se rinde honor a la figura de Lady Godiva, con una mujer desnuda a caballo recorriendo sus calles.  La célebre historia ha sido igualmente inspiración de muchos artistas, existiendo desde cuadros a películas sobre el tema. La imagen más famosa que quizás exista de Lady Godiva es la creada en 1897 por el pintor John Collier, aunque la más antigua se remonta a 1586, fecha de la que data la pintura de Adam Van Noort encontrada en el condado de Coventry.

Además, Bruselas tiene su propio museo dedicado al chocolate, y si quieres, también tenemos un artículo dedicado a las mejores chocolaterías de Bruselas.

Leer más Cerrar

Quizás te interese

Bélgica

Las 10 mejores chocolaterías de Bruselas

5 de mayo de 2020

Los sitios son, indudablemente, sus rincones sus monumentos sus calles, su historia y si también los sitios son sus olores y sus sabores. y si hay un sabor que recorre toda Bélgica y que viven en cada rincón de la ciudad, ese es, sin duda el chocolate. Es impensable, y casi imposible, un viaje a la capital belga sin caer rendido ante este manjar en cualquiera de sus formas u variedades. Caeremos rendidos, es cierto, pero será una rendición tan dulce...

Bélgica

Tradiciones de Pascua en Bélgica

5 de mayo de 2020

Semana Santa o Pascua (Pâques), como suele denominarse en Bélgica, es una festividad en la que las tradiciones populares se mezclan con las creencias religiosas, unas fechas en las que los belgas suelen regalarse huevos de chocolate decorados, los más pequeños participan en la búsqueda de los huevos de Pascua escondidos en sus jardines (chasses aux oeufs) y las familias se reúnen en torno a una mesa para  disfrutar de platos como el cordero.

Bélgica

La primera tienda de Chocolate Neuhaus del Mundo

5 de mayo de 2020

La historia de Neuhaus está profundamente ligada a la historia del chocolate belga. Esta familia, con la creación del praliné y sus técnicas revolucionarias de marketing ya a principios del siglo XX, han convertido la marca, y por tanto, la primera tienda de la casa y origen de este gran imperio del chocolate, en un lugar casi de culto.