Portugal

Guia de viaje de

Algarve

Qué ver en el Algarve

Este lugar ofrece multitud de posibilidades y planes para todos los gustos, aptos también para aquellos que visiten la región en familia, en busca de las mejores zonas naturales y su tranquilidad o para los que prefieran las zonas de mayor ocio y turismo. La zona cuenta con ofertas de todo tipo, y desde Buendía Tours os contamos los lugares qué ver y visitar en el Algarve y no podéis dejar de conocer.  

Faro

Bajada a la Playa de Camilo en Faro, el Algarve, Portugal
Bajada a la Playa de Camilo

La capital de la región es también una de las ciudades más tranquilas de todas las que podemos visitar y es el principal nexo de unión de los transportes de la región. Su aeropuerto es el segundo más importante del país y una de las principales formas de llegada de los turistas a la zona, y cuenta también con numerosas conexiones de trenes y autobuses para poder moverse por toda la región. Entre las principales visitas de la ciudad se encuentran su casco histórico amurallado, al que se accede a través del Arco da Vila, construido sobre la antigua puerta de entrada medieval. Entre sus callejuelas encontraremos también la Catedral o Iglesia de Santa María, cuyo origen se remonta a 1251 y que fue posteriormente reconstruida en 1755. Una de las mejores opciones en la visita a esta ciudad es disfrutar de su tranquilidad recorriendo las pequeñas calles y plazas que forman el casco antiguo.

Albufeira

Panorámica de Albufeira desde la playa
Albufeira desde la playa

Se trata de la ciudad más importante en el entorno turístico del Algarve y está situada en el centro de la región. Este antiguo pueblo de pescadores es ahora una ciudad conocida especialmente por su ambiente y ocio, y es una de las ciudades más visitadas y valoradas entre los turistas más jóvenes. Junto al atractivo de su ambiente y animación se encuentra el de su entorno natural y las numerosas playas que se encuentran en la ciudad y sus alrededores. Destaca también el casco histórico de la ciudad, caracterizado por sus pequeñas calles y sus pintorescos edificios blancos.

Parque Natural de la Ría Formosa

Esta zona protegida declarada Parque Natural en 1987 está considerada como una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal. La zona, que va desde casi la frontera española hasta acercarse a la ciudad de Faro, es conocida por sus humedales y por la importante presencia de aves en el entorno. Se trata también de una zona compuesta por varias pequeñas islas que marcan la separación con el Atlántico. En esta zona marcada por la naturaleza se encuentran también varios pueblos que merecen una visita, entre los que destaca Tavira.

Tavira

Vista aérea de Tavira con su puente romano iluminado de noche en el Algarve, Portugal
Vista aérea de Tavira con su puente romano

Atravesada por el río Gilão, Tavira es una de las localidades con mayor patrimonio histórico del Algarve, conservando elementos romanos, árabes y cristianos, entre los que destacan el Puente Romano, el centro histórico de la ciudad o su castillo medieval. A su interés histórico y cultural se une el ambiente tranquilo que ha conseguido mantener la ciudad pese a su importancia turística y la naturaleza que la rodea. Destaca especialmente la pequeña Isla de Tavira, a la que se puede acceder en ferry desde la ciudad en tan solo cinco minutos, y que cuenta con algunas de las mejores playas de la zona.

Lagos

Otra de las principales ciudades del Algarve, en este caso se caracteriza por mantener el entorno histórico y tradicional de la ciudad, en cuyo centro podemos encontrar murallas, iglesias o fuertes conservados desde la época de gran esplendor de la zona, la “Era de los Descubrimientos” del siglo XV en la que comenzó la formación del imperio portugués, cuyas primeras expediciones partieron precisamente de la ciudad de Lagos. Junto al entorno histórico se encuentra en esta ciudad una de las zonas de la costa del Algarve más buscadas por los turistas. Las playas localizadas en las cercanías de Lagos son algunas de las más valoradas, en las que la arena dorada se une a acantilados y cuevas impresionantes.

Portimao

Playa da Rocha en Portimao, el Algarve, Portugal
Playa da Rocha

Una de las ciudades más pobladas del Algarve, Portimao es parada obligatoria en las visitas a la región y un ejemplo más de la unión del turismo con la tranquilidad y la tradición que se mantiene en estas ciudades. Su casco histórico es una gran zona para pasear y disfrutar de esta ciudad con tradición pesquera y conservera, en la que destaca también el Museo de Portimao. Aunque el principal atractivo es la cercana Playa da Rocha, una de las más famosas de todo el Algarve y cuyos 1,5 kilómetros están entre los más visitados de toda la región.

Silves

En el recorrido por los pueblos y ciudades más bonitos e interesantes para visitar en el Algarve encontramos Silves, que pese a no contar con ninguna playa ni zona costera algunos la consideran la localidad más bonita de la región, y tiene además un gran interés histórico. Entre sus principales monumentos, su castillo de origen árabe construido en el siglo XI sobre los restos de una antigua fortaleza romana. También merecen una visita en la ciudad la catedral y la iglesia de la Misericordia o el Museo de Arqueología, aunque también vale la pena simplemente pasear por sus calles y apreciar la belleza de esta pequeña localidad.

Cabo San Vicente

Entre los entornos naturales del Algarve destaca el Cabo San Vicente, que marca su punto más occidental y se caracteriza por sus impresionantes vistas marcadas por el entorno de acantilados de la zona y el pequeño faro blanco que se encuentra en el extremo del cabo. Sin duda un entorno impresionante, a cuya visita se puede sumar el pueblo de Sagres, muy cercano, y su fortaleza, originaria del siglo XV y posteriormente restaurada.