Alemania

Campos de Concentración de la Segunda Guerra Mundial en Europa

11 de febrero de 2022

Durante el régimen nazi, en Alemania se construyeron cientos de campos de concentración de trabajo a los que eran enviados miles de ciudadanos. Estos habían sido detenidos o confinados por, principalmente, oponerse al nuevo régimen que se estaba instaurando en el país. 

Desde la apertura de Dachau en 1933, las sucesivas conquistas de los nazis a lo largo del viejo continente provocaron la construcción de más campos de concentración, que durante la Segunda Guerra Mundial pasaron a  ser campos de exterminio que extendieron el terror y el horror a lo largo del mundo.

La Segunda Guerra Mundial fue la época más negra de la historia de la humanidad. No solo por la crueldad del conflicto armado, sino que por ser la primera vez que se atentó contra el conjunto de la población civil. Y dentro de este horror, la Alemania nazi llevó a cabo multitud de prácticas injustificables contra los derechos humanos. Muchas de ellas se perpetraban en los llamados campos de concentración, que los nazis abrieron en 1933, en Dachau, y que con el paso de los años se convirtieron en lugares de exterminio donde se ejecutó a millones de personas por pensar diferente o pertenecer a colectivos minoritarios. 

Hoy os presentamos los principales campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Sitios oscuros, llenos de terror y tragedia que hoy en día podéis visitar para conocer la historia de lo que allí sucedió y honrar a todas sus víctimas, de forma que su memoria jamás caiga en el olvido. ¿Quieres descubrir cuáles son los principales? Sigue leyendo y te lo contamos todo. 

Auschwitz, Polonia

Es más que probable que cuando pensemos en un campo de concentración de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, el primero que se nos venga a la cabeza sea el de  Auschwitz. No es para menos. Por desgracia, este lugar ha pasado a la historia como uno de los más crueles de la época. Estamos ante el campo de concentración más grande, donde el III Reich quería llevar a cabo la llamada ‘solución final’. Es decir, gaseos, fusilamientos, enfermedades, inanición y actos de terror al azar contra la población judía.

Seis millones de judíos, alrededor de dos tercios de los que vivían en Europa, fueron brutalmente asesinados por los nazis. Y en  Auschwitz se perpetraron la mayor parte de estas matanzas. Este campo de concentración se encontraba en Polonia, en la parte del país que habían ocupado los nazis. El complejo se dividía en tres campos distintos, de los cuales uno era de exterminio. La apertura de este lugar tuvo lugar en 1940, y no fue hasta enero de 1945 cuando cerró sus puertas tras la liberación de los soviéticos. 

Se calcula que en  Auschwitz murieron más de un millón de personas, la mayor parte judíos. Los nazis enviaban a los detenidos a realizar trabajos forzados, muchos de ellos relacionados con la industria de armamento durante la guerra. Trabajos que sentenciaron a miles personas. Otras, sin embargo, eran directamente gaseadas en la cámara de gas. El centro de exterminio, donde se encontraban estas cámaras, era Birkenau, por eso, muchas veces, se conoce a este campo de concentración como  Auschwitz. Bikernau de forma errónea. 

Conoce más sobre la historia de este campo de concentración, reserva ya con nuestra Excursión a Auschwitz desde Cracovia.

Mauthausen, Austria

Poco más de un año antes de que estallase la Segunda Guerra Mundial, en marzo de 1938, Alemania invadió Austria y se hizo con el control del país. Una de las primeras medidas que tomó el régimen nazi fue la construcción de un campo de concentración junto al río Danubio y a escasos cinco kilómetros de la ciudad de Mauthausen. El levantamiento de este campo de concentración arrancó en julio de 1938, y en él trabajaron hasta 300 prisioneros que el ejército alemán había detenido. 

Tras la finalización de la construcción de este campo de concentración, en octubre de 1938, más de medio millar de personas ya se encontraban detenidos dentro de Mauthausen. Un número que ascendió notablemente un año después, cuando eran casi 3.000 los prisioneros dentro de este campo de concentración, siendo la mayoría de ellos opositores políticos. Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el número de detenidos siguió aumentando, siendo la gente contraria al régimen nazi de los países ocupados los que eran transportados hasta allí.

A diferencia de otros campos de concentración de la Alemania nazi, Mauthausen no tuvo presencia de un elevado número de judíos hasta el año 1944, cuando comenzaron a llegar desde otros lugares, como Auschwitz. El complejo se dividía en tres partes. El Campo I era conocido como ‘regular’; el Campo II, donde los nazis obligaban a los prisioneros a realizar trabajos forzados; y el Campo III, un lugar de cuarentena que el régimen obligó a construir para mantener a los prisioneros que llegaban a Mauthausen aislados del resto de personas allí detenidas. 

Este campo de concentración fue, además, calificado por los propios nazis como uno de ‘categoría III’. Es decir, de los más duros. Desde su construcción en 1938 y hasta su liberación por los americanos en 1945, se calcula que cerca de 200.000 personas fueron enviadas a este campo de concentración, de las cuales fueron asesinadas más de la mitad. El día de la liberación de Mauthausen fue el 5 de mayo de 1945.

Theresienstadt o Terezín, República Checa

Theresienstadt no se puede calificar como un campo de concentración igual que los dos anteriores. Este lugar, en la República Checa, fue más bien un asentamiento que el régimen utilizó como propaganda para engañar al conjunto de la población, sobre todo a la de origen judío. Los nazis decían que en este sitio, los judíos alemanes ancianos o aquellas personas que no podían realizar trabajos forzados eran enviadas para jubilarse. Es decir, durante los más de tres años que existió, fue un constante engaño para este grupo de población que era enviado allí a vivir en condiciones inhumanas, lo cual les acababa provocando la muerte. 

Theresienstadt funcionó como una especie de ghetto desde el que miles de personas eran deportadas a otros campos de concentración y exterminio del este de Europa controlados por los nazis. Pero las condiciones a las que eran obligados a vivir los judíos que llegaban a  Theresienstadt provocaron que miles de personas perdiesen la vida allí debido a enfermedades o al hambre que les hizo pasar el régimen. De hecho, en 1942, los nazis construyeron un crematorio en la parte sur de este complejo, con capacidad para 200 cuerpos por día.

Durante la Excursión al campo de concentración de Terezín con Buendía Tours, conoceremos los orígenes de las fortalezas de Terezín, muy anteriores al período nazi y que fueron destinadas a diferentes usos a lo largo de los años.

Dachau, Alemania

Dachau es una pequeña ciudad del estado de Baviera, en el sur de Alemania y que se encuentra a tan solo 13 kilómetros de Múnich. Su nombre ha pasado a la historia, pero no de la manera que la propia localidad deseaba. Y es que allí, en marzo de 1933, se levantó el primer campo de concentración de la Alemania nazi. Himmler fue el artífice de la construcción de este lugar cuando era presidente de la policía de Múnich. Un espacio al que se envió a miles de prisioneros políticos en sus primeros meses. 

Dachau se ubicó junto a una fábrica armamentística abandonada. Durante su primer año de existencia, cerca de 5.000 personas fueron enviadas allí. Un número que fue aumentando con el paso de los años de forma considerable, ya que en 1937, eran más de 13.000 los prisioneros que allí se encontraban. Como les decimos, aquí fueron enviados, principalmente, presos políticos que se oponían al régimen nazi.

Tras la noche de los cristales rotos en 1938, la persecución a los judíos se incrementó en todos los territorios ocupados y controlados por el III Reich, por lo que el número de personas enviadas a este campo de concentración  se multiplicó notablemente. Hasta 10.000 judíos fueron encarcelados en este lugar, que se dividió en dos partes. El área de campo, por un lado, y el de los crematorios, por otro. En el primero de los mencionados, se encontraban las barracas de los prisioneros, así como los lugares en los que eran obligados a llevar a cabo trabajos forzados para el régimen. Este espacio también se utilizó para la ejecución de prisioneros y experimentos médicos. La otra área, ya mencionada, era donde se encontraba la cámara de gas. 

En 1944, los alemanes ordenaron construir cerca de Dachau otros campos de concentración de menor tamaño en los que los prisioneros eran obligados a realizar trabajos forzados relacionados con la industria armamentística para ser usada en la Segunda Guerra Mundial. El 29 de abril de 1945, el ejército americano liberó este campo de concentración, y en mayo de ese mismo año, a todas las personas enviadas a las llamadas ‘marchas de la muerte’.

Si quieres visitar este lugar te ofrecemos una visita guiada al campo de concentración de Dachau con un guía oficial en español.

Conoce todo sobre III Reich y el Barrio Judío de Berlín

Visita Guiada

Sachsenhausen, Alemania

El campo de concentración de Sachsenhausen fue uno de los más importantes de la Alemania nazi. Un lugar cercano a Berlín y que constituye una visita obligada en vuestro viaja a la capital germana. Este campo de concentración fue uno de los más relevantes para el III Reich. Los nazis obligaron a prisioneros de otros campos a construirlo en 1936, y desde ese momento, y hasta su liberación en 1945, más de 200.000 personas pararon por este lugar.

Al igual que en muchos otros campos de concentración, los primeros prisioneros enviados a Sachsenhausen eran presos políticos que se oponían al régimen de Adolf Hitler. Pero con el comienzo de la persecución a grupos minoritarios de la población que el III Reich consideraba inferiores, fueron miles las personas enviadas a este lugar, muchas de las cuales acabaron perdiendo la vida por enfermedad, tras ser obligadas a llevar a cabo trabajos forzados o mediante el exterminio que de las SS. 

El 22 de abril de 1945, los soviéticos liberaron este campo de concentración, en el que aún permanecían miles de prisioneros, la mayor parte de ellos enfermos. Otros miles de prisioneros fueron obligados a emprender las llamadas ‘marchas de la muerte’, en los que muchos acabaron perdiendo la vida. Tras su liberación, los soviéticos utilizaron Sachsenhausen como su Campo Especial número 7, en el que se encerró a políticos y colaboradores del régimen nazi. En 1950, este campo de concentración dejó de funcionar, y hoy es una visita imprescindible para honrar la memoria de todas aquellas personas que perdieron su vida a manos de la crueldad nazi.

Con la Excursión al campo de concentración a Sachsenhausen, de alrededor de 6 horas, descubrirás cómo era el trabajo diario de los presos y cómo se desarrollaba la vida diaria en un campo de concentración y comprenderás la compleja historia del lugar.

Breendonk, Bélgica

Muy cerca de Bruselas, los nazis construyeron el campo de concentración de Breendonk, el más pequeño en cuanto a tamaño y número de prisioneros del régimen. Un lugar de visita obligada y que podrás ver tal y como se construyó, ya que sus características le han permitido resistir intacto con el paso de los años. Fue levantado en el año 1940 por prisioneros de otros campos de concentración. Desde el 20 de septiembre de 1940, fueron llegando a este espacio cientos de prisioneros políticos y posteriormente judíos que eran deportados poco después a Alemania.

Los prisioneros de Breendonk eran obligados a llevar a cabo trabajos forzados, lo que provocó que muchos de ellos acabasen perdiendo la vida. Pese a ello, la vida allí se endureció aún más cuando el campo de concentración pasó a estar regentado por belgas pro nazis, que comenzaron también a torturar a las personas que allí se encontraban encarceladas. En Breendonk se llevó a cabo también el exterminio de cientos de personas pese a su tamaño, mediante ejecuciones o ahorcamientos.

Según los registros de este campo de concentración, por allí pasaron 3.532 personas, de las cuales fueron asesinadas 300. En mayo de 1944, todos los prisioneros del campo fueron deportados a Alemania, y cuando las tropas aliadas llegaron al lugar, se encontraron ya un espacio vacío.

Reserva con Buendía la Excursión al campo de concentración de Breendonk, uno de los campos de concentración que mejor se conservan.

Artículo guardado en

Leer más Cerrar

Quizás te interese

Alemania

Las 9 mejores películas sobre Berlín

17 de agosto de 2020

Mas de un millar de películas han sido rodadas en Berlín. En muchas, la ciudad no es un mero escenario, si no que de forma indirecta, actúa con vida propia, como un personaje mas. Hemos realizado una variada selección para ver antes (o después) de tu viaje, y seguir mostrándote la ciudad desde otra perspectiva histórica o desde el punto de vista de sus habitantes, alemanes o inmigrantes, pero berlineses al fin y al cabo.

Alemania

10 Mejores Museos de Berlín

14 de julio de 2020

Berlín, tan alternativa y cultural como es, tiene una auténtica maravilla museística: la Isla de los Museos. En este conjunto de espacios dedicados al arte, la historia y la cultura se encuentran tesoros milenarios y obras conocidas en todo el mundo. De los más de 200 museos que hay en la ciudad, hoy hemos querido recopilar los que son para nosotros los 10 mejores museos de Berlín.

Alemania

¿Dónde sacar las mejores fotos en Berlín?

22 de diciembre de 2021

No nos engañemos, la mayoría de las personas que asisten a un destino nuevo, además de para conocerlo y visitarlo, también es para posturear. ¡Posturea para que el mundo lo vea! Por eso hoy os traemos las mejores ubicaciones exactas en las que deberás si o si sacar, al menos, diez fotos en cada lugar propuesto. Porque ya sabemos que no salimos bien ni en la primera, ni en la segunda. Por eso debes escoger bien a tu acompañante de viaje, porque se convertirá en tu nuevo fotógrafo. Las fotos también dependerán de la época del año a la que vayas en Berlín.