Cena y paseo en Camello por el desierto de Agafay

NOVEDAD
  • 6 horas
  • Guía en español
  • Recogida en el Hotel

Disfruta de una tarde completa en Marruecos con una excursión al desierto de Agafay desde Marrakech. Explora esta joya natural con un paseo en dromedario, date un refrescante chapuzón en una de sus piscinas y saborea lo mejor de la cultura bereber en una khaima. ¡Reserva ya tu experiencia!

Precios

  • General

    Desde 65

Actividad

Pasa un día increíble sintiéndote como un marroquí con esta experiencia desde Marrakech en el desierto de Agafay. Junto al mejor equipo de guías locales iniciarás una excursión inolvidable que te llevará a conocer lo mejor de la cultura bereber y también los paisajes más sensacionales de los alrededores de Marrakech.

Nuestros guías pasarán a recogeros por el alojamiento en el que os encontréis para poner rumbo al desierto de Agafay desde Marrakech. Ambos puntos se encuentran a una media hora de distancia, por lo que en menos de lo que imaginas habrás llegado. El viaje lo harás en un cómodo vehículo preparado para satisfacer todas tus necesidades.

Antes de llegar al desierto de Agafay, pasarás por algunos de los lugares más bellos de los alrededores de Marrakech. Con las imponentes Montañas del Atlas de fondo, viajarás a lo largo de los típicos paisajes marroquíes. Todos ellos, con inconfundibles tonos marrones y rojizos.

Una vez llegues al desierto de Agafay, te quedarás impresionado con los sensacionales paisajes que allí ha dibujado la naturaleza. Tendrás la oportunidad de meterte en una piscina dentro del mismo desierto. Y no, no es un espejismo en medio de este seco terreno, es el modo perfecto para relajarse y refrescarse nada más llegar.

Una vez salgas del agua, disfrutarás del entorno del desierto de Agafay mientras das un paseo en dromedario. Está claro que el paseo en sí y la experiencia ya te van a encantar. Eso sí, ten claro que una vuelta de este tipo es aún más especial si tienes el privilegio de contar con el entorno en el que estarás.

No pienses que se trata del típico desierto de dunas y arena al que estás acostumbrado a ver en fotografías o vídeos. En este caso, te encontrarás en lo alto de una meseta cuya tierra es estéril, pero que deja un paisaje inmenso, con las Montañas del Atlas coronando el horizonte. ¡Una postal impresionante que no olvidarás nunca!

Además de todo esto, el paseo en dromedario será al atardecer, por lo que mientras vas en lo alto del animal, contemplarás la puesta de sol más bonita de África. ¡Va a conquistarte para siempre! Y en el momento que empiece a caer la noche, la cultura bereber te mostrará su mejor sabor.

Las khaimas son las típicas tiendas de campaña enormes que seguro habrás visto en más de una ocasión, ya que forman parte de muchos pueblos del desierto marroquí. En el interior de uno de estos lugares degustarás una riquísima cena a la luz de la luna, con un ambiente iluminado por las velas que rodean la mesa en la que te sentarás.

Probarás los platos más deliciosos de Marruecos, hechos a partir de las tradicionales recetas del país. El sabor de la comida, el momento del día, el ambiente y la compañía harán que sea una cena inolvidable. Más aún cuando con la misma se incluye un espectáculo típico bereber que os encantará y hará que lo paséis en grande.

Cuando acabes, el transporte te llevará de nuevo a Marrakech. Habrás pasado unas horas increíbles de las que te llevarás un grato recuerdo para toda la vida. Experimenta lo mejor de la cultura bereber y aprovecha esta actividad para hacer todo lo que siempre has soñado en el desierto. ¡No te lo pierdas!

Punto de encuentro

  • En tu alojamiento
    • Marrakech

Detalles

  • Duración

    6 horas aprox

  • Incluido

    • Recogida en el alojamiento
    • Traslado de ida al desierto Agafay y vuelta a Marrakech 
    • Piscina en el medio del desierto
    • Paseo en dromedario para ver la puesta del solo 
    • Cena típica en khaima beréber 
    • Espectáculo típico 
  • No incluido

    • Bebidas 
  • Idioma

    La visita se realiza en español

  • Cancelaciones

    La cancelación es gratuita y sin gasto hasta 48 horas antes de la actividad. Si cancelas con menos tiempo, llegas tarde o no te presentas, no se ofrecerá ningún reembolso