Más actividades en Cracovia Polonia

Tour Cracovia y el Holocausto

  • 2 horas
  • Guía local en español

La Segunda Guerra Mundial dejó en Polonia un rastro de muerte. En Cracovia conoceremos la historia del Holocausto, a través de los edificios y monumentos que recuerdan el conflicto y también las vidas de los héroes que no hay que olvidar. Un tour ¡que no te puedes perder!

  • El tour por la Shoá en cracovia empieza en la plaza de las Sillas
    El tour por la Shoá en cracovia empieza en la plaza de las Sillas
  • Un tour por el gueto de Cracovia al completo: la prisión, antiguos hospitales o fábricas, instituciones de control
    Un tour por el gueto de Cracovia al completo: la prisión, antiguos hospitales o fábricas, instituciones de control
  • Cracovia tiene casi con la misma apariencia que tenía al acabar la guerra
    Cracovia tiene casi con la misma apariencia que tenía al acabar la guerra
1 de
< >

Precios

  • General

    Desde 15

Sobre tu visita a Cracovia y la Shoá Introducción

Recorreremos el gueto judío de Cracovia para conocer los peores capítulos del Holocausto, incluyendo los lugares más significativos que recuerdan las vidas de todos aquellos que sufrieron las deportaciones, los encierros y, en muchos casos, la muerte. A lo largo de dos las dos horas que dura la visita, y con un guía auténtico, experto en este momento de la historia del país, aprenderemos cómo era el funcionamiento de los guetos, para qué se creaban, cómo era el gueto de Varsovia y el día a día de sus habitantes. Además del guía, la visita incluye la entrada al Museo de la Farmacia del Águila. Un auténtico viaje al pasado… que no te puedes perder.

Itinerario Itinerario

Nuestra visita comienza en la Plac Bohaterow getta, la conocida como La Plaza de las Sillas. Esta es la plaza más importante del gueto de Cracovia, y en ella vamos a ver unas sillas, unas sillas que están vacías ¿sabéis por qué? Este es un lugar de una especial carga, como aprenderemos, aquí se reunía a los judíos a la espera de las deportaciones, por lo que este lugar que pisamos, fue el que vio partir a miles de polacos, que nunca regresaron a casa.

En Podgorze se encuentra uno de los fragmentos del muro del gueto de Cracovia, un muro que se levantó en el año 1941. Sus paredes tienen 3 metros de alto y solo habían cuatro puertas ¿por qué? Pues básicamente porque la idea era que entraran, pero no que salieran. Llegaron a vivir aquí en torno a 16.000 judíos y es una de las visitas imprescindibles, si lo que queremos recrear es el Holocausto. En los guetos, se establecieron unos consejos de gobierno, establecidos por los propios nazis, llamados Judenrat, cuyas funciones y dilemas podremos analizar por nuestra visita.

Por las calles del gueto veremos los hospitales e incluso la prisión, todo con un aspecto bastante similar al que tenían. El barrio, por alguna razón, aún conserva los colores de aquella época. Llegaremos hasta la oficina de empleo, desde aquí los judíos salían destinados a trabajos forzosos en alguna de las fábricas cercanas, fábricas que, por cierto, también veremos. Una curiosa manera de dar empleo ¿no os parece? Y casi al final, la famosa Farmacia del Águila, pero ¿qué fue la Farmacia del Águila? Fue, evidentemente una farmacia, ubicada en el gueto y donde se luchaba por sobrevivir, no solo con medicamentos o recetas. Aquí los judíos encontraron un espacio para reunirse, para esconderse. Tadeusz Pankiewicz, su dueño, tuvo la posibilidad de establecerse en otro lugar, pero, aun así, no quiso abandonar la zona, convirtiendo esta botica en un punto esencial en la historia del gueto de Cracovia.

Si eres un apasionado de la historia, del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial ¡reserva ahora tus plazas!

Punto de encuentro

Los guías os estarán esperando en la plaza de las sillas

  • Plac Bohaterów Getta
    • 30-547 Cracovia, Polonia

Detalles

  • Duración

    • 2 horas aprox
  • Incluido

    • Guía en español
  • Idioma

    • Español
  • Cancelaciones

    • Gratuita hasta 48 horas antes de la salida del tour
  • Medidas Covid 19

    • El servicio cumple con la normativa local y las medidas de higiene necesarias para evitar contagios relacionados con el coronavirus